Cama Infantil y Juvenil

Cama Infantil y Juvenil

Hay 44 productos.

El sueño y el descanso en edades tempranas es muy importante, por lo que disponer de una buena cama infantil es esencial para conseguirlo. Los niños cuentan con una gran vitalidad y están expuestos a una alta actividad física: jornadas maratonianas, clases extraescolares y un sinfín de juegos colectivos. Por todo ello...

El sueño y el descanso en edades tempranas es muy importante, por lo que disponer de una buena cama infantil es esencial para conseguirlo. Los niños cuentan con una gran vitalidad y están expuestos a una alta actividad física: jornadas maratonianas, clases extraescolares y un sinfín de juegos colectivos. Por todo ello, los más pequeños de la casa acaban exhaustos. Dormir las horas necesarias en una cama infantil que se ajuste a sus necesidades adquiere una relevancia mayúscula no sólo para su desarrollo, sino también para su bienestar.


¿Cuál es la importancia de una cama infantil?

El descanso no es tan solo una cuestión de adultos. Sin duda, los pequeños de la casa viven una etapa en la que las cosas que aprenden serán las que ejecuten, no solo durante su crecimiento, sino también durante su madurez y etapa adulta. 


Con el fin de conseguir un completo desarrollo y unas buenas prácticas de descanso,  lo primero con lo que hay que contar es con una buena cama infantil, la cual disponga de un gran somier y una cómoda almohada. Todo ello tendrá que ajustarse, evidentemente, a la estatura y complexión del pequeño. Y es que, tal y como se ha mencionado al comienzo, el hecho de que los más pequeños de la casa descansen en una buena cama infantil será imprescindible para su descanso, su bienestar y su salud, tanto física, como mental.


¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar una cama infantil?

Existe un amplio abanico de posibilidades entre las que elegir la cama infantil perfecta. Por ello, a continuación, se mencionan algunos de los principales factores que será totalmente necesario tener en cuenta a la hora de elegir aquella que mejor se adecúe a las circunstancias de cada niño. 


Edad de los niños

Los más pequeños de la casa crecen a toda velocidad y pasan a tener necesidades diferentes a medida que van cumpliendo años. Esto se hace muy evidente en ciertos elementos, tales como, la cama o la ropa. 


Paralela a su crecimiento, la cama debe evolucionar. Y es que, con el paso de los años las características físicas de los niños cambiarán, por lo que será necesario que la cama infantil aumente, por ejemplo, tanto sus dimensiones, como su dureza. Solo así el menor podrá disfrutar de un descanso que le permita un correcto desarrollo y un completo bienestar. 


Espacio del que se dispone

A la hora de elegir una cama infantil será fundamental tener en cuenta el tamaño de la estancia en la que esta va a ser colocada. Y es que, existen dormitorios con mayor tamaño que otros, por lo que, en consecuencia, tanto la cama juvenil, como el resto de muebles tendrán que ir en consonancia. 


Diseño de la cama

La cama infantil es el elemento protagonista dentro de un dormitorio juvenil, al igual que sucede en cualquiera de las estancias que forman parte de la vivienda. Es el factor que de manera predominante llama más la atención. Por ello, es importante que cuidemos otro de los aspectos fundamentales: su diseño. 


Y es que, la cama infantil, además de ofrecer descanso a los más pequeños de la casa, participa de forma activa en la decoración de la estancia. Es aconsejable que, con el objetivo de que esta vaya acorde al diseño que previamente se ha establecido en el dormitorio, la cama siga el correspondiente diseño. Por ello, en Factor Mueble hay camas infantiles de todos los colores, formas, tamaños y estilos. De esta manera, tendrás la posibilidad de elegir la cama que ni tus hijos se habían atrevido a soñar. 


Tipos de camas infantiles

Tal y como hemos mencionado anteriormente, existen una gran cantidad de camas infantiles. Desde Factor Mueble ponemos a tu disposición un gran abanico de posibilidades con el objetivo de que elijas aquel que más se adapte a las necesidades de tus pequeños. A continuación, mencionaremos algunos de los principales tipos de camas infantiles que existen.

Camas infantiles bajas

Las camas infantiles bajas son ideales para habitaciones pequeñas de niños menores de 6 años. Esta cama es perfecta en altura, ya que ofrece la posibilidad de disponer de todo el espacio que queda libre debajo de ella. Existen incluso modelos que traen integrados un escritorio o compartimentos con los que aprovechar al máximo dicho espacio. También hay modelos que incluyen un práctico banco, el cual se convierte en una cama de dos plazas a partir de la que disponer de una zona de confort y de una cama adicional.


Cama nido infantil

Las camas nido infantiles, también conocidas como camas dobles juveniles se han convertido poco a poco en uno de nuestros productos más demandados. Y es que se trata de un tipo de mueble versátil, completo y económico, además de resultar especialmente práctico en casas que no cuentan con demasiado espacio. La cama nido infantil es la mejor opción si estás planteándote adquirir una nueva cama para los pequeños de la casa.


Cama alta infantil

La principal ventaja de tener una cama elevada es que con ella se permite liberar espacio, ya sea en los dormitorios infantiles o en los estudios reducidos. Puedes distribuirlo y aprovechar al máximo los metros de los que dispongas. Y es que, conseguirás tener una casa mucho más práctica y funcional, además de dotarla de un plus decorativo.


Literas infantiles

Las literas infantiles son, posiblemente, una de las opciones que desde hace más tiempo se utilizan. Albergan varias camas dispuestas, normalmente, de forma vertical, con el objetivo de dar descanso a más de un niño. En la actualidad, las ventajas que ofrece este tipo de cama infantil siguen siendo muchas, por lo que las familias siguen apostando por ellas. Estas son algunas de las principales ventajas que ofrecen:


  1. Espacio. Aprovechar el espacio continúa siendo uno de los motivos para optar por una litera infantil. De esta forma no se ocupa toda la habitación con camas y queda sitio para jugar.

  2. Estética. Las literas antiguas constaban de unos palos de metal soldados o atornillados, es decir, no tienen nada que ver con las que hoy en día se fabrican. Hay una enorme cantidad de modelos entre los que podrás elegir aquel que mejor combinan funcionalidad y diseño para el dormitorio de los niños.

  3. Juego. Las literas infantiles aportan una enorme creatividad a la imaginación de los más pequeños de la casa. Apostar por algunos complementos de tela para transformarlas en uno de estos lugares imaginarios.

  4. Versatilidad. Existen literas en las que la cama de abajo se puede esconder, de manera que cuando esta no se encuentra ocupada sirve para jugar, colocar o almacenar.

Less
Más
Showing 1 - 24 of 44 items

Información